Cuando el narrador de un libro no es lo que esperas

En mis clases de literatura en la universidad conocí -en papel, nada más- al escritor guayaquileño Humberto Salvador. Han pasado meses desde que me gradué, pero no me he olvidado de él, por eso emprendí la lectura de En la ciudad he perdido una novela (1993). Su riqueza poética y la experimentación en la narración no es lo único que me ha atrapado, también son las constantes propuestas ideológicas que me hacen reflexionar página a página y que no me dejan en paz. Aquí quiero compartirles un breve pensamiento que he tenido. No se preocupen, voy a darles un poco de contexto para que me sigan.

En la novela de Salvador, el narrador busca la historia/argumento/motivación/inspiración correcta para escribir una novela. En medio de esa búsqueda, se ha enamorado perdidamente de Victoria, sin embargo, su historia no le sirve para su propósito. Necesita despojarla de esa belleza idealizada que él le ha otorgado, así lo aclara:

Una sugerencia: si usted es maravillosa, acaso buscando otro muñeco, interesante bajo cualquier aspecto y que lleve oculto algún secreto extraordinario, se pudiera crear un argumento, uniendo artificialmente su belleza con esa hipotética tragedia. Pero esta transición exige desfigurarla a usted, despojarla de la vida para que se transforme en un futuro motivo,

deshumanizarla,

hacer de usted “otra Victoria”, que tenga vida real y personalidad propia, dentro del nuevo mundo de personajes. (p.116-117)

Lo que trata de decir es: para que Victoria pueda ser objeto/productor de su novela, necesita deshumanizarla, desprenderla de ese halo de “santidad” y “deidad” en que la ha colocado. Pero, evidentemente no quiere hacerlo, dice que eso es como quitarle la vida. Pero no se ha dado cuenta que tenerla en ese estado (de constante levitación) de todas formas ocasionará su muerte. Además, lo dice claramente en una potente frase: “Desperté ahogado por la onda inverosímil, de transformar al asesinato en el más bello suplicio del arte” (p.113).

Sí, puede sonar muy convincente (y marketero, sobre todo) eso de dejarla morir “pura” y llena de “belleza”. Sin embargo, yo quiero hacer una defensa de la “fealdad” y quiero dirigirme a usted narrador de En la ciudad he perdido una novela. No a ustedes mis lectores, perdonen que les de la espalda un momento.

Narrador:

No quiero que me mire con compasión y piense que soy otra pesimista más en el mundo. No. Quiero decirle que lograr ver -y permitir- la “fealdad” en Victoria le hubiera ayudado a dejar que tenga una “vida real y personalidad propia”, como usted mismo lo afirma. Sin embargo, prefirió matarla antes de permitirle ser humana. En realidad usted no la iba a deshumanizar haciendo esto, más bien le iba a dar la posibilidad  de vivir. Y vivir, señor narrador, es poseer el riesgo de elegir. Y elegir, mi queridísimo, conlleva acertar y desertar, eso es lo que nos hace vivos.

Lamento mucho Victoria que hayas tenido un “creador” tan prepotente y temeroso como para no dejarte escoger. Siento que te haya tratado con tanto desdén, tomando decisiones por ti hasta causarte la muerte. Quizás puedas sentir consuelo en saber que yo (y muchos más) no tendremos el mismo fin. Mi Autor ha decidido darme la libertad de elegir, y yo he preferido su narración, pues tiene el encanto fantástico de las historias que me gustan. Sí, me ha costado confiar en su capacidad de narrar historias, y he dudado muchas veces porque no sé qué pasará más adelante. Pero Él ha sabido guiarme cuando he perdido de vista la verdadera belleza y me he quedado impactada con la sobrecogedora noticia de la Muerte. Ha permitido encontrarme a mí misma y a entender que mi visión es bastante limitada. Tú sabes bien Victoria que, como personaje, no puedes ver lo que vendrá en la siguiente página, por eso muchas veces solo queda dar un salto de fe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s